Vivir Agradecido

Julio 21, 2015

Hoy quiero mostrarte un cuadro… un escenario… La vida se nos pasa tan deprisa, las ocupaciones nos absorben, y la atención del ser humano casi siempre se enfocada en ver los defectos o fallas en otros.

GRACIAS

 

Muchos Constantemente se suelen quejar por lo que no tienen, por lo que perdieron o se les fue, por lo que no pudieron alcanzar, o por lo que creen que deben recibir de los demás y aun no lo han recibido.

 

Hemos estado tan distraídos en estas infantilidades que hemos perdido el sentido y valor del agradecimiento.

 

 

Ser desagradecidos es como tener instalado una especie de licuadora emocional que va triturando las cosas bellas que si tienes contigo

 

Ser desagradecidos es como formatear o suprimir la gente a tu alrededor que si te ama, no por lo que tienes sino por lo que significas para ellos.

 

¿por qué no detenerte por un momento a pensar cuantas cosas maravillosas haz echado en esa licuadora llamada ingratitud? Estoy seguro que hay personas, amistades, quizás tus padres, tus hijos, que no merecen estar confinados a ello. ¿No te parece que sería mejor comenzar desde hoy si es necesario a vivir agradecido?

 

Cinco Recomendaciones.

 

  1. No vivas amargado por lo que no tienes, al contrario, disfruta de lo que hoy tienes pero visionando lo que tendrás.
  2. No esperes reconocimientos de terceros, si ellos no lo hacen, hazlo tu, reconóceles sus virtudes y agradéceles porque seguro de alguna manera te han ayudado en la formación de ser una mejor persona.
  3. No pelees con nadie por lo que según tu debieron darte.
  4. No te hagas expectativas de la gente, ya que muchas veces ellos no responden a las expectativas que tu mismo te creaste.
  5. Bajo ninguna circunstancia no pelees con Dios, Dios no es el responsable de las malas decisiones que muchas veces se toman. 

 

Atrevidamente Agradecidos.

 

Te propongo a que te conviertas en una persona atrevidamente agradecida. Creo que el ser humano por naturaleza es un ser atrevido, arriesgado, aventurado y lanzado… Y no es algo que este inventando, eso lo ha demostrado durante la historia. El hombre ha tenido la capacidad de levantarse en el más mísero de los casos, y para eso se necesita ser atrevido. Aprovecha esa misma gallardía para ser y vivir agradecido.

 

Imagínate a ti mismo(a) ser una persona atrevidamente agradecida… tu vida jamás seria la misma, ya que tu perspectiva cambiaria completamente, y lo que antes veías con amargura, hoy comenzarías a verlo con gratitud. Lo verías como un regalo asignado, lo valorarías, lo disfrutarías.

 

Saca esa licuadora, trituradora, maltratadora, e instala una especie de cocina emocional… si… jaja, –así como lo lees–… Una cocina donde prepares los mejores platos de gratitud, por ejemplo, –qué tal si haces un plato llamado “amistad-agradecida”, e invitas a tus amigos a casa, y degustan ese suculento plato hecho por ti­–… y les dices… –gracias por estar conmigo, gracias por ser mis amigos–

 

¿Y qué tal si preparas un plato de “Amor-agradecido”. alistas la mesa con tu mejor mantel, sacas tu mejor vajilla, y sorprendes a tus hijos, tu esposa, tus padres. Y juntos en familia comparten dicho plato… y en medio de esa cena les dices todo lo feliz que eres por tenerles…?

 

Imagínate éste escenario… una plato llamado “Abrazo-agradecido”… y en medio de la reunión comienzas a abrazarlos a todos expresando lo importante que son para ti… uff… –estoy más que seguro que muchas lagrimas de sorpresa y alegría saldrán de ti, y de ellos–

 

Es tiempo de construir una nueva cultura, la cultura del agradecimiento

 

 

Que no te de pena agradecer, a quien quiera que sea, en donde estés. Si alguien en la vía te cede el paso para que tu cruces la avenida, agradece. Si tus profesores han contribuido en tu formación profesional, tómate un tiempo para agradecerles.

 

Si tus líderes te han conducido a la vida de Cristo, se agradecidos con ellos. Si el funcionario muy gentilmente esta cumpliendo con su trabajo de vigilar la ciudad, acércate y agradécele. Tu mismo te vas a sorprender en ver como ellos reaccionan ya que jamás se esperan que alguien se tome el tiempo para darles las gracias.

 

El escritor, político y filosofo romano Marco Tulio dijo: “No hay deber más necesario que el de dar las gracias”.

 

1 Tesalonicenses 5:18 “den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús”.

 

Soy Uziel Reyes y esto es “Vida en Progresivo”.

 

Para escuchar el audio de este artículo OPRIMA AQUÍ

 

mi-logo-gris.

No olvides Compartir!Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Deja tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados 2017.