Reino y Religión No Es Lo Mismo. Parte 1

Julio 6, 2015

Días atrás conocí a un pastor que en este momento tiene un cargo importante entre los pastores de la ciudad donde vivo. El había escuchado hablar de nuestro ministerio y del avance que estamos teniendo como iglesia.

bible-706662_1280

Por asuntos de trabajo ministerial nos conocimos y en medio de una inicial conversación me pregunto. ¿Cómo hicieron ustedes para salir del pentecostalismo, y entrar en lo que hoy están?

 

A partir de esta interrogante quiero desarrollar éste artículo. No voy a dibujarte todo el cuadro de la respuesta que le di, pero si quiero compartir contigo ciertas ideas que considero importante reflexionar.

 

La pregunta del pastor estaba cargada de mucho interés, realmente él quería saber como habíamos hecho para transicionar de una iglesia tradicional (pentecostal) a una iglesia que avanza (reino). Pero ¿qué es una iglesia tradicional? Permíteme describírsela, claro está, mi intención no es herir a nadie.

 

El Perfil De Una Iglesia Evangélica-Pentecostal.

 

a. Muchas han nacido por el capricho de un hombre y no por voluntad de Dios.

b. Carecen de visión celestial.

c. Siempre hay pleitos, chismes y contienda entre los hermanos.

d. Prácticamente todo es condenación.

e. En sus mensajes no puede faltar el diablo y los demonios. Es más, si se les quita el diablo y los demonios no saben que predicar.

f. En cuanto a la palabra no hay nada nuevo del Espíritu. No hay frescura, siempre es lo mismo. Los que allí asisten ya saben que predicará el pastor, y no porque sean organizados, sino porque casi siempre es el mismo sermón. Recitan las mismas historietas bíblicas.

g. Poseen una estructura jerárquica. Los mega ungidos son los pastores que están arriba cerca de Dios. Los miembros de la iglesia son solo ovejas que deben dar lana, leche y dependiendo siempre de su pastor.

h. Viven de actividades en actividades, sino las hacen se enfrían los creyentes.

i. La mayoría de sus creyentes nunca experimentan una transformación real.

j. Suelen dividirse con mucha frecuencia. De hecho, muchas de ellas han nacido producto de divisiones.

k. Constantemente andan buscando de Dios. Oran y ayunan buscando la presencia de Dios. (pero en el reino la dinámica no es así, es totalmente diferente)

 

Y te preguntaras, ¿de dónde saca usted todo eso? La respuesta es sencilla, de allí salí. Dios en su infinita gracia me salvo, no solo del pecado, sino de la esclavitud de la religión, es por ello que conozco muy bien y de fondo ha este sistema de iglesias. En ellas crecí, pero sabía en mi espíritu que el evangelio era mucho más de lo que me habían enseñado.

 

Lo que acabo de describir aplica para todas las demás iglesias que están basadas en una religión y no en el reino de Jesucristo. Se que no tienen el poder ni la vida para producir transformación, al contrario, solo deforman lo que Dios estableció para su iglesia. Este tipo de iglesias lamentablemente practican una religión, Cristo no vino ha establecer una religión sino un reino.

 

Quizás algunos que están leyendo dirán: –Ay pero que exagerado–. Créeme que los que están viviendo en carne viva lo que estoy describiendo seguro dirán, –pastor se quedó corto–.

 

Hay que estar en los zapatos de alguien maltratado por la religión para poder saber lo que se siente

 

 

Quiero que observes la poderosísima escena entre Nicodemo y el Señor Jesús. Lee detenidamente el pasaje bíblico.

 

Juan 3:1-15 Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos. 2 Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él. 3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. 4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? 5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. 6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. 9 Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto? 10 Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?

 

Lo primero que vemos aquí es que Nicodemo no es cualquier persona, es un principal entre los judíos, es un alto líder religioso, fariseo, maestro de la ley de Moisés, miembro del Sanedrín. Evidentemente es un hombre que conoce toda la ley, conoce los rituales que practicaban los sacerdotes, es un fiel devoto del judaísmo. ¿Y qué es el judaísmo? Es la religión donde los judíos expresan su fe.

 

Judaísmo y reino no es lo mismo, Judaísmo es religión. Cristo No vino a establecer la religión judía sino su reino. Cuando Jehová le dio la ley a Moisés, era con el objetivo de regular la conducta de la nación bajo principios de gobierno y justica , pero Israel hizo de ellas una religión.

 

Jesús y Nicodemo.

Mira la posición radical de Jesús ante Nicodemo. Él le dice, –Si quieres ver y entrar al reino tienes que nacer de nuevo–. Wao, ¿estas viendo eso? ¿qué es lo que Jesús esta diciendo? ¿Que el religioso Nicodemo, practicante de la religión Judía no está en el reino? Exactamente SI, eso es lo que Jesús esta diciendo.

 

Es como si el señor le dijera: –Nicodemo, te sabes la ley de Moisés, te sabes los rituales sacerdotales, te sabes los mandamientos, te sabes mucha teología, te sabes las escrituras de la Torá, pero no conoces el reino, no estas en el reino, y como no estas en el reino, no lo puedes ver, ni mucho menos entrar en el–.

 

Cuando Jesús le dio la respuesta a Nicodemo este quedó más confundido que al principio. Esto es característico de la religión, la religión no entiende el reino. Y no lo entiende sencillamente porque no lo conoce. La religión cree que porque sabe Biblia o teología ya conoce a Dios y no es cierto.

 

Si la conversación hubiese sido con un líder de la iglesia pentecostal o evangélica, ¿cuál crees que hubiese sido la respuesta del Señor?… O si hubiese sido con un líder de la iglesia Adventista, Testigo de Jehová, Anglicanas, Bautistas, Metodistas, Oración Fuerte al Espíritu Santo, o los Islámicos, Budistas, Hinduistas ¿cuál crees que hubiese sido la respuesta del Señor? Hubiese sido… “nazcan de nuevo si quieren ver y entrar al reino”… Reino y Religión no es lo mismo.

 

Jesucristo NO vino a establecer ninguna religión (El Islam, Budismo, Catolicismo, Hinduismo, Cristianismo, el pentecostalismo, iglesias libres o conservadoras, entre otras) sino su reino

 

El pastor que me hizo la pregunta quería saber como habíamos hecho para “salir del pentecostalismo”. te quiero decir categóricamente que del pentecostalismo no se sale, se MUERE. se debe morir si deseas nacer de nuevo y disfrutar de la vida del reino. ¡debes morir a la religión! Fue lo que paso en nuestro caso, morimos a la religión evangélica.

 

Jesús le esta diciendo a Nicodemo, “tienes que nacer de nuevo si quieres ver y entrar al reino”, Nicodemo pensó que era un nacimiento literal, pero Jesús se refería a un nacimiento espiritual que toca todos los ámbitos de la vida del ser humano.

 

En otras palabras Jesús le esta diciendo, tienes que morir a tus creencias, a tus ideas religiosas, a tus practicas ritualistas, tienes que morir al judaísmo si quieres ver y entrar al reino. El reino de los cielos no es una mezcla de religión con reino. El reino de los cielos es lo que hará verdaderamente libre al hombre. La religión no te acerca a Dios, la religión te aleja de Dios.

 

Con dolor en mi corazón tengo que decir que la iglesia evangélica, no importa de la corriente que sea, ni el nombre que tenga, es una religión, ya que es una mezcla de Judaísmo con Catolicismo. Mi intención no es atacar a nadie sino producir profunda reflexión al respecto.

 

El problema es que muchas iglesias no creen en el reino. creer en el reino es clave para iniciar la transición de la religión al reino. Marcos 1:14-15 Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, 15 diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.

 

Mi oración insistente es que el Padre celestial cada día traiga revelación de su reino en estas iglesias, de seguro allí hay gente que ama a Dios y desean conocer las inescrutables riquezas del reino de su amado Hijo. ¡Ánimo!, si tu deseas conocer y disfrutar del reino, seguro estoy que el Padre celestial te lo revelará. Esa es una de las cosas que él más disfruta, revelar su reino a quien el quiere.

 

Parte 2 OPRIMA AQUÍ

 

Soy Uziel Reyes y esto es “Vida en Progresivo”.

 

mi-logo-gris.

No olvides Compartir!Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Deja tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados 2017.