Lo Que Es y No Es El Evangelio

Febrero 21, 2017

Han pasado veintiún siglos y el evangelio del Reino sigue siendo el mismo. A pesar de ser uno en sustancia, hoy abundan diversas opiniones y religiones que dicen ser el verdadero evangelio. Pero te has preguntado ¿Qué es en realidad el evangelio? ¿Cómo diferenciarlo de aquello que aparenta ser pero no lo es? ¿Cómo saber si como hijo(a) de Dios vivo el evangelio?

bible-1154567_1280

Para responder a estas interrogantes vayamos de lo semántico a lo espiritual, de lo conceptual –racional– a lo sólido y real.

 

La palabra “evangelio” viene de una expresión griega (ευαγγέλιο), euanghélion, adjetivo sustantivado, que significa “buena nueva” o “alegre mensaje, mensaje feliz“. Compuesta de “eu”, “bien, bueno“, y de “ánghelos” que significa: ángel, mensajero, enviado, anuncio.

 

En Jesucristo se configuraba esta composición. El mensaje era Cristo y el mensajero era Jesús. Así que Jesucristo es en esencia el evangelio. De igual forma aplica hoy para la iglesia del Señor, Cristo sigue siendo el mensaje y los santos los mensajeros.

 

Lo Que No Es El Evangelio

 

Algunas cosas se pueden camuflar por el evangelio, porque en cierta forma guardan relación, pero eso no significa de que esos elementos sean el evangelio. Te doy un ejemplo: Tener una foto de mi esposa es ella porque esa es su imagen, pero eso no significa de que la foto en sí sea mí esposa. Mí esposa es mucho más que una foto impresa o digital.

 

Para comprender y vivir el evangelio se requiere madurez, porque la mente carnal o inmadura siempre se vale de la gracia para justificar su carnalidad y libertinaje. Pero igual lo voy a explicar corriendo el riesgo de ser mal interpretado.

 

¿Qué no es el evangelio?

 

  • El evangelio no es tener un cúmulo de información teológica.

 

En el tiempo de Jesús no habían “mejores” teólogos que los fariseos, y ellos no lograron ver ni vivir el evangelio. Por el contrario, no creyeron al evangelio y mataron al mensajero que portaba dicho evangelio.

 

 

Juan 12:42 Con todo eso, aun de los gobernantes, muchos creyeron en él; pero a causa de los fariseos no lo confesaban, para no ser expulsados de la sinagoga.

 

Mateo 23:37 !!Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! !!Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!

 

 

Es probable que esto siga pasando con algunos teólogos hoy en día. Ya no pueden matar al cordero, pero no creen en el evangelio que dicho cordero predicó.

 

  • El evangelio no consiste en filosofar usando versículos bíblicos y llegar a conclusiones sin el sustento de la revelación progresiva mostrada en las Escrituras. No se trata de llegar a razonamientos particulares, o forzar textos para que avalen nuestra posición dogmática desde un ejercicio mental.

 

Esta tendencia, por la facilidad que nos permite la tecnología de obtener información, está peligrosamente tomando fuerza en nuestros días.

 

Aunque nuestra mente cada día debe ser renovada, para llegar a comprobar a buena voluntad de Dios, el evangelio no es teorizar con la Biblia, ni sacar tesis o antítesis humanistas maquilladas con teología. (La comunidad LGBTI lo usa para avalar con la Biblia sus inclinaciones sexuales, pero los creyentes carnales lo aplican para justificar su inmadurez)

 

  • El evangelio no se trata de usar determinada ropa, y practicar ciertas costumbres.

 

  • Aunque produce actividad, no se trata de vivir de actividades. Hay quienes creen que el evangelio es congregarse siete días a la semana, cantar especiales y contar testimonios desde los púlpito. Ah… si no los pasan al púlpito se molestan y hasta han llegado a irse de la congregación.

 

  • Otros creen que el evangelio es cargar la Biblia de bajo del brazo para todos lados, o gritar como locos en las plazas, o vivir condenando a los que ellos consideran pecadores.

 

Si seguimos, la lista seria interminable, ya que hay un sin número de cosas que de alguna manera han sido asociadas con el evangelio pero que en realidad no lo son.

 

Lo Que Es El Evangelio

 

Quiero dejarte saber que esta no es mi opinión, es lo que muestras las Escrituras en toda la línea progresiva de la revelación.

 

El evangelio es una sola cosa; o mejor dicho, es una sola persona. No hay varios evangelios, hay UN solo evangelio. Al retomar lo que significa la palabra evangelio, “buenas nuevas, buenas noticias”, desde Génesis hasta Apocalipsis de manera progresiva se nos muestra quién es esa buena noticia.

 

Veamos un panorama del evangelio

 

  • En Génesis estaba tipificado en el Árbol de la Vida.
  • Estaba tipificado en las pieles que cubría la desnudes de Adán y Eva.
  • Estaba a manera de símbolo en el arca de Noé.
  • Estaba encubierto en la simiente de Abraham.
  • Estaba tipificado en la función de José como gobernador, cuando pudo preservar a su pueblo.
  • Estaba tipificado en la vida de Moisés cuando libertó a Israel de la esclavitud de Egipto.
  • Estaba a manera de símbolo en el Maná que descendió del cielo.
  • Estaba tipificado en todo el diseño y función del tabernáculo.
  • Estaba encubierto, a manera de sombra en la pascua.
  • Estaba tipificado en las ofrendas diarias. (Él seria la mejor ofrenda de todas)
  • Estaba tipificado en el reinado de David.
  • Estaba tipificado en el pozo de Jacob. (Él seria el agua que saciaría y jamás se volvería a tener sed. Tal cual como se lo dijo a la mujer Samaritana)
  • Estaba tipificado en la tierra que se le prometió a Abraham. (Él es nuestra verdadera tierra prometida)
  • En los evangelios, ese evangelio se presentó como: El camino, la verdad la vida eterna.

 

Con esto en mente se puede llegar a la premisa de que el evangelio no son practicas religiosas (evangélicas, católicas, presbiterianas, adventistas, judías, entre otras), no son textos bíblicos memorizados, no son rituales sino UNA PERSONA. ¡Esa persona es Jesucristo, Él es el evangelio! Y eso es más que un concepto semántico, prácticas evangélicas o teoría filosóficas.

 

Estos textos lo muestran de manera clara e irrefutable

 

Mateo 4:17 Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

 

Mateo 4:23 Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

 

Lucas 17:21 (NVI) No van a decir: “¡Mírenlo acá! ¡Mírenlo allá!” Dense cuenta de que el reino de Dios está entre ustedes.

 

 

¡Lo viste…! El evangelio del Reino estaba entre ellos y todavía no se habían dado cuenta. Las buenas nuevas era de que el Hijo de Dios se había acercado a los hombres.

 

¿Entonces qué es el evangelio?

 

  • El evangelio es la buena noticia de que el Hijo de Dios vino a darnos su vida.
  • El evangelio es la vida del Hijo en nosotros y a través de nosotros.
  • El evangelio se trata de una mejor calidad de vida impartida en ti cuando fuiste engendrado por el Padre celestial.

 

Juan 1:12-13 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.

 

  • El evangelio es el desarrollo natural de esa vida impartida.
  • El evangelio es el incremento de esa vida en ti.
  • El evangelio se trata de morir juntamente con Cristo y resucitar juntamente con Él.

 

Romanos 6:4 Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.

 

 

Observa bien que ese “evangelio”, “buenas nuevas” te hace andar en vida nueva. ¡Eso si que es una buena noticia! ¡Eso si que es el evangelio! Nota que no es una nueva forma de ritos, prácticas o creencias, es una nueva vida.

 

  • El evangelio es vivir de acuerdo a la ley del Espíritu para ya no estar en otra ves en esclavitud.

 

Gálatas 5:1 Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.

 

  • El evangelio es Cristo siendo incrementado de día en día. (Gálatas 4:19)

 

  • El evangelio es desarrollar la cultura de las buenas noticias de esa Vida en los que aún no la tienen.

 

  • El evangelio se trata de ser libres del pecado y la muerte eterna.

 

A pesar de las muchas cosas que se hagan y se digan, el evangelio tiene cara y nombre, Cristo. Más que una teoría o un cúmulo de información, más que prácticas superficiales, el evangelio es la vida divina que por gracia se te impartió. ¡Cristo es el evangelio de Dios! No hay otro evangelio.

 

¿Y tú, vives el evangelio?

  

Soy Uziel Reyes y esto es Vida en Progresivo

 

No olvides Compartir!Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Deja tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados 2017.