¡Leche Espiritual! ¿Hasta Qué Punto?

Febrero 23, 2016

Quiero iniciar este escrito con la siguiente interrogante. ¿Hasta qué punto es bueno darle leche espiritual a un santo (hijo o cristiano)? ¿Es válido darle leche (alimento líquido) siempre? ¿Cómo líderes, qué tipo de alimento debemos suminístrale si realmente queremos que se desarrollen sanos y fuertes?

baby-472922_1280

Para desarrollar estas ideas y conversar con ustedes, voy a usar una figura muy conocida en nuestra sociedad. Recordemos que Hebreos 11:3 nos dice: “…de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

 

Así que voy a tomar algo que se ve y se conoce, para explicar una verdad espiritual que a simple vista no se ve.

 

La alimentación de un bebé recién nacido.

 

La experiencia de ser padres es altamente maravillosa e incluso indescriptible. La atención de los padres ahora, esta focalizada en cuidar y alimentar al recién nacido.

 

Una de las cosas que ellos deben cuidar con mucha atención, es la alimentación del bebé. Para ello, la madre cuenta con dos opciones, la leche natural que le pueda suministrar a través de sus pechos, o la leche de formula.

 

Esta inicial dieta para el infante, es de 0 a 6 meses aproximadamente. De seis meses al año, la madre sabe que le debe cambiar el tipo de leche por leche completa. La completa le provee al niño las calorías que necesita en esa etapa de su crecimiento.

 

En ese período de seis mese al año (aproximadamente) la madre comienza a darle ciertos alimentos sólidos, ya que ella sabe que la leche ya no sustenta a su hijo. El darle alimento sólido prepara el organismo del bebé para una nueva etapa de alimentación mas acorde con su desarrollo.

 

Note bien, no es saludable seguirle dando sólo leche a un niño de 2 o 3 años. Muchos factores en su crecimiento se verán limitados si se insiste con esa (no acorde) dieta. La leche fue buena en su momento, pero ya no lo es.

 

Los santos y la leche espiritual.

No se puede negar que la leche espiritual es muy importante en el desarrollo y crecimiento inicial de la vida de los nuevos nacidos en Cristo. Es allí donde ellos requieren una buena leche natural, es decir, no adulterada. De hecho, los doctores recomiendan que el bebé sea amamantado con la lecha natural de la madre, antes que usar las de formulas.

 

Bien lo expresó el Apóstol Pedro.

 

1 Pedro 2:2 “desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación”.

 

 

Que Pedro use esta expresión –Leche no adulterada– da a entender que hay una leche adulterada.

 

La leche NO adulterada es la que el Padre Celestial por medio de los ministros competentes, suministra a esos nuevos nacidos. Los ministros tienen el deber y obligación de amamantar a esos nuevos hijos (por medio de la Palabra) con una leche saludable y natural.

 

¿Pero qué pasa si los encargados de atender al niño no conocen la leche no adulterada?

 

Pues terminaran dándole la leche adulterada que alternativamente distribuye la religión; o le darán los ínfimos conceptos y dogmas que los líderes tomaron cuando ellos eran chicos.

 

¿Has escuchado la expresión de muchos padres decir, mi mama me crió con sopita de pescado y no me pasó nada?

 

bueno, mi papá es uno de ellos jajaja…, Pero la verdad es que los pediatras no recomiendan darle pescado al niño hasta después de un año. Algo así sucede si el ministro no conoce la leche, y qué tipo de alimento debe darle al niño (en Cristo) en cada etapa de su crecimiento.

 

La escritura no niega la realidad de darle leche al recién nacido en Cristo, pero la interrogante es: ¿Hasta cuándo debe alimentarse un santo con leche espiritual? Pues la misma naturaleza y ciencia nos da una idea de ello, ya que un bebé no debe pasar más de dos años para comenzar a ingerir alimento sólido.

 

Entonces ¿Qué esta pasando en muchas congregaciones? ¿Por qué hay hijos que tienen 5, 10 y hasta 30 años en una congregación y siempre los han alimentado con la misma dieta espiritual? No se le puede exigir cambios y transformación a quien no ha sido bien alimentado por años.

 

 

No se le puede exigir cambios y transformación a quien no ha sido bien alimentado por años.

 

 

Lo que los santos no quieren.

 

Así como los bebés por naturaleza saben que ya la leche no los sustenta, y comienzan a llorar con mas frecuencia entre cada período de ser amamantado. Así también los santos saben, que en la etapa de crecimiento y desarrollo que se encuentran, ya no necesitan de la leche espiritual sino de vianda, es decir, comida sólida.

 

Muchos santos están pidiendo a gritos comer carnes, plátanos, caraotas, arroz a la marinera, etc. Ya la leche no los sustenta.

 

Lee con atención el siguiente versículo.

 

Hebreos 6 Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios, 2 de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno.

 

 

¿Qué es la leche espiritual? Es conocer los rudimentos de la doctrina de Cristo. Eso es bueno, es fundamental e importante saberlo. Pero para crecer e ir adelante, hacia la perfección, se debe dejar la leche espiritual (rudimentos), y alimentarse con comida sólida.

 

Estimado lector, pastor o líder. ¿Sabes cuántos santos están en sus congregaciones tomando una leche que ya no quieren? ¿Sabes cuántos santos no se atreven a decirle a su pastor que les cambie la dieta?

 

Por decirlo de alguna manera metafórica, ¿Sabes cuántos santos no abren la boca porque ya no quieren comer eso? ¿Sabes cuántos van al baño a provocarse el vómito?

 

Peor aún, ¿Cuántos pastores saben que la dieta que suministran ya no sacia ni alimenta al pueblo, y ellos de tercos siguen dando esa leche? En cierta forma no los critico ni señalo, ya que ellos lo único que saben hacer es tetero y no se les puede exigir más.

 

Que Dios nos de el discernimiento para saber, a quién le toca leche espiritual, y a quién le corresponde vianda. El Apóstol Pablo era un experto nutricionista en ello (1 Corintios 3:2).

 

La leche espiritual no es mala, es mala si ya esta cumplió su función y se aplica fuera de tiempo. Por lo menos en Venezuela, nadie cambiará un biberón por un plato de pabellón criollo. Nadie cambiará un vaso de leche (por muy buena que sea), por una reina pepeada, o una arepa de carne mechada con queso amarillo.

 

Es tiempo de alimentarte bien…, es un derecho universal de los hijos, así que busca buenos chef…, ¿Y TU, YA TE ESTÁS ALIMENTANDO BIEN? Soy Uziel Reyes y te animo a vivir una “Vida en Progresivo”.

 

mi-logo-gris.

No olvides Compartir!Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Deja tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados 2017.