¿La Iglesia en Política?

Abril 28, 2016

¿Debe la Iglesia estar o meterse el política?

Este ha sido un controversial debate, son muchas las opiniones que se dan al rededor de tan complejo tema.

POLITICA

Unos dicen que Dios no se mezcla con la política y por lo tanto, la Iglesia no debe meterse en esos asuntos, ya que –según ellos– nuestro llamado es predicar el mensaje de salvación a los perdidos.

 

Por otro lado, otros opinan –Que la Iglesia si fue puesta por Dios para gobernar, incluyendo en esas altas esferas gubernamentales–.

 

En este sentido, los dimes y diretes sobran por doquier. Las posiciones de los que están a favor y en contra pareciera razonables. La argumentación de los participantes va desde los más analíticos hasta los más ínfimos. En fin, es una historia de nunca acabar, y sobre todo en las redes sociales.

 

Pero ¿Qué significa la palabra POLÍTICA en si? ¿Por qué algunos le tienen fobia a la palabra, y los más radicales la consideran casi como herejía? Veamos algunas definiciones.

 

¿Qué es Política?

 

–1. Ciencia que trata del gobierno y la organización de las sociedades humanas, especialmente de los Estados.

–2. Actividad de los que gobiernan o aspiran a gobernar los asuntos que afectan a la sociedad o a un país.

–3. La Política viene del Griego Polis que significa Ciudad. Este vocablo se deriva de Politeia. Politeia era la teoría de los griegos respecto a la Ciudad.

 

De esta palabra Polis también nos llega la palabra educación, y de esta el termino pedagogía, la idea era conducir al niño, de manera pedagógica por el camino de la vida.

 

En ese sentido la política busca guiar a la sociedad (como a un niño) por la mejor vía pedagógica de paz, estabilidad y desarrollo posible.

 

Política también es el comportamiento y ordenamiento social para la toma de decisiones, a fin de perseguir un objetivo en común que vaya en beneficio de los ciudadanos.

 

Lo que en su sentido más exacto persigue la política es el bienestar social, que haya un buen entendimiento (política) entre las diferentes sociedades sin que estás choquen e impongan sus intereses por la fuerza o con violencia.

 

¿No se supone que la Iglesia debe facilitar y proveer estos ámbitos de estabilidad social? ¿Si el llamado de la Iglesia es producir transformación social no debería estar en esos escenarios, que algunos dicen, que no debe inmiscuirse?

 

¿Cómo aspiramos que nuestras ciudades cambien si no la gobiernan los justos? Y si no la gobiernan los justos ¿entonces no crees que la seguirán gobernando los corruptos?

 

¿Qué dice Dios y Su Palabra al respecto?

 

Génesis 1:26-28 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. 27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

  

Tanto la expresión Señorear como Sojuzgad hablan de ejercer un gobierno, y no hay gobierno sin políticas que conduzcan organizativamente a las Ciudades.

 

 

Apocalipsis 5:10 y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.

 

¿No te parece que todo lo que está plasmado en las escrituras, desde Génesis hasta Apocalipsis, lo que allí se habla es de un Gobierno? No hay gobierno sin política, no hay Estado sin política, no hay país sin política.

 

El Apóstol Pedro dijo en cierta oportunidad que nosotros somos la “Nación Santa” y cabe resaltar que no hay Nación sin política.

 

Dios es 100% Gobierno y la Biblia demuestra las acciones gubernamentales y políticas de ese Gobierno Eterno. (quizás alguno esté diciendo en este momento, ¡herejía!)

 

¿De dónde aprendieron los gobernantes hacer política, de dónde aprendieron los antiguos a ordenar y dirigir las diferentes sociedades? Créeme que no fue precisamente del diablo.

 

 

Daniel 4:3 Cuán grandes son sus señales, y cuán potentes sus maravillas! Su reino, reino sempiterno, y su señorío de generación en generación.

 

Si Su Reino es sempiterno, quiere decir que Su Gobierno y Su política también es sempiterna.

 

¿Qué es Sempiterno? Que no tendrá fin… que durará para siempre.

 

Quiero ser enfático en esto. El Evangelio del Reino no se trata de lo que usted o yo podamos pensar, creer u opinar. La verdad a nosotros (la Iglesia) no nos llamaron a opinar acerca del Reino, nuestro trabajo como Ekklesía es comunicar como heraldos el mensaje que se nos ordenó predicar. Ese mensaje es el del Reino –gobierno de Dios– en la tierra, y como tal no podemos cambiarlo ni alterarlo.

 

El mismo Señor dijo que las palabras que Él hablaba se las había escuchado hablar primero a su Padre, y que Él no hablaba de su propia cuenta. Quiere decir que cuando el Señor predicaba acerca del Reino (Gobierno) de Dios, era porque ya se lo había escuchado de su Padre.

 

Nos guste o no, –lo digo por cientos de creyentes que no creen en el Reino– Dios es un Rey, que tiene un Reino y por ende Su Estado está constituido por políticas de convivencia que se deben acatar.

 

¿Sabes por qué las naciones están tan desorientadas? Porque necesitan las políticas del Estado del Reino de Dios.

 

Claro está, que la descompuesta política de los hombres no es la misma política que emana de Dios. La política de los hombres esta desvirtuada, sesgada y degradada. La política de Dios es Justa, buena, perfecta, e idónea para la sana convivencia del hombre.

 

Salmos 89:14 Tú gobiernas con justicia y rectitud, pero sobre todas las cosas, nos demuestras tu constante amor.

 

¡Este versículo es revelador!… ¿por qué? Porque No se puede gobernar sin política… ¿y sabes cual es la base de la política en el Reino? El amor.

 

La Iglesia es un ente altamente gubernamental y político. Cristo dejó a Su Ekklesía para que ésta expandiera Su Gobierno y diera a conocer Su Política en todos los sistemas que rigen al mundo.

 

Jesucristo dijo: “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder, Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa”. (Mateo 5:14-15)

 

¿Sabes por que la sociedad va cada vez más en detrimento? Por el precario pensamiento de que –La Iglesia no debe meterse en política–.

 

Si la Iglesia fuese la Luz en los senados de gobiernos, o asambleas nacionales, te aseguro que no se aprobaran leyes que van en contra de la moral, y de las familias como ya lo hicieron en EE.UU y México.

 

 

Así como la Iglesia cedió históricamente los espacios de la Televisión, el Cine, la Radio, las Artes, así también descuidó el ámbito de la política…”

 

 

Así como la Iglesia cedió históricamente los espacios de la televisión, el cine, la radio, las artes. Así también descuidó el ámbito de la política, el resultado ha sido toda esta implosión social que hemos venido observando en los últimos años.

 

Si la Iglesia no es LUZ en los ámbitos de política ¿quién lo va hacer? ¿Si la Iglesia no empieza a manifestar la verdadera política centrada en el Reino de Dios, quién lo va hacer?

 

La política del Reino, canalizada y manifestada por la Iglesia, es la primera que debe denunciar jurídica y públicamente, la desvirtuada política de los partidos políticos de nuestra naciones. No importa de donde venga, el color o tilde político que tenga tal o cual organización, el deber de la Iglesia es denunciar, pero a la vez proponer las políticas justas del Reino de Dios en las diferentes sociedades.

 

Es mi oración el día de hoy, ¡Qué el Rey traiga iluminación de la competencia gubernamental de Su Iglesia, a fin de que esta empiece a gobernar aquí y ahora!

 

¿Y tu, crees que la Iglesia se debe meter o no  en política?

 

ANUNCIO: Ya puedes adquirir nuestro libro Lo Que Cristo Tenía En Mente. Puedes llamar a los tfl 0241-8772544 / 0241-6199664 y te lo haremos llegar a tu Ciudad. VÁLIDO SOLO PARA VENEZUELA

 

publicidad-articulos-e1459472696489

No olvides Compartir!Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Deja tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados 2017.