Elementos Prácticos Del Evangelio

Febrero 22, 2017

Una vez que ya conoces y sabes identificar el evangelio, ahora lo puedes vivir y sobre todo disfrutar. Pues así como lo lees, el evangelio es para vivirlo y disfrutarlo. A diferencia de lo que algunos piensan ¡El evangelio es un deleite que se vive de adentro hacia fuera! y no es una carga o yugo impuesto.

 

Para saber qué es el evangelio, te recomiendo revisar mi artículo, Lo Que Es Y No Es El Evangelio

golf-clubs-1633748_1280

En el mencionado artículo Lo Que Es Y No Es El Evangelio plateo que el evangelio es Vida y es para la vida. En otras palabras, el evangelio sí te sirve… sí te funciona para la vida y en esta vida.

 

El evangelio no es un adorno cognitivo en tu mente. No es para que rellenes tus pensamientos con información religiosa. Tampoco es un credo opcional. Ni mucho menos es una añadidura. El evangelio es el TODO, y por lo tanto, te funciona en tu andar diario y práctico.

 

No se si me explico en lo que te estoy impartiendo. Pero lo que te quiero decir es que el evangelio es una vida que te sirve para tu diario vivir. Sí, así como lo lees. Te sirve para todo, porque esa Vida Eterna vence los problemas existenciales del hombre común o natural y lo posiciona en la mayor calidad de vida que hay sobre el planeta, la de Cristo.

 

 

Cómo Vivir La Practicidad Del Evangelio En Tu Diario Vivir

 

El evangelio, por tratarse de la vida del Hijo, es muy amplio pero te daré varios ejemplos de cómo vivirlo en lo práctico.

 

  • Es un evangelio de amor. Tanto de amar a Dios, como de amar al prójimo como a ti mismo.

 

El amor es algo 100% práctico, no es algo a que debes esperar sentir sino hacer. Si a tu alrededor alguien presenta una necesidad y tu de alguna manera tienes la posibilidad de ayudarle, eso es expresar el amor práctico del evangelio.

 

Incluso, amarte a ti mismo, cuidar tu salud física, emocional y espiritual, es poner en práctica la vida del evangelio. (no tiene que ver con narcisismo y culto al cuerpo) Hay quienes se llenan de muchos versículos, –y no estoy diciendo que no se deban memorizar– pero no se cuidan el cuerpo, no han entendido la practicidad del evangelio.

 

¿cuándo debes amar? Siempre, todos los días, a cada minuto e instante. No hay ley que juzgue o condene el amor. El evangelio es la práctica natural del amor.

 

 

1 Corintios 13:13 (NVI) Ahora, pues, permanecen estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor. Pero la más excelente de ellas es el amor.

 

 

Muchos exigen que los amen, pero escasamente ellos lo practican, sin la vivencia y practicidad del amor, todo lo demás no tendría sentido. Alguien dijo y espero que no me mal entienda: “El amor no se dice, se hace”. Dicha declaración es cierta, ya que el amor que presenta el evangelio del Reino es 100% práctico. Así lo demostró y ordenó el Señor.

 

 

Juan 13:34 (NVI) Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros.

 

 

Nota que el texto no indica que debían “sentir amor” unos por otro. El mandato no tenia nada que ver con sentir sino con hacer. “que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado”. En otras palabras, ese amor debían expresarlo en su diario vivir. Más adelante Él mismo dijo: “De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros”. La palabra “amar” ya indica un acto, hecho o acción.

 

Un cuadro más completo del evangelio práctico lo conseguimos en Gálatas 5:22-23. Quien está expresando esta declaración es nada menos que un hombre que fue procesado, mudado en otro nuevo ser y transformado por la revelación de ese evangelio vivencial. Ojo, no era una teoría, era real.

 

Ese hombre se llamó el Apóstol Pablo. Pablo pudo experimentar la realidad de este evangelio y la practicidad del mismo. El pudo constatar que sí se podía vivir el evangelio desde lo práctico.

 

 

  • Es un evangelio de lo espiritual a lo terrenal

  

¿Qué es el fruto del Espíritu? No es otra cosa que la vida práctica del evangelio. Es expresarlo a través de nuestras acciones en cada circunstancia. Es caminar en la realidad de saber que eres humano pero que portas un evangelio divino. Si alguna vez te preguntaste cómo vivió Jesús, pues aquí está la respuesta. Vivió manifestando de manera práctica el evangelio espiritual en lo terrenal, es decir, su diario vivir.

 

Lee con detalle el siguiente texto.

 

“En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas

 

 

Todos estos elementos, son aspectos prácticos que puedes expresar en tu día a día. De hecho, en ocasiones vivirás situaciones que necesitarás un aspecto para dicho momento.

 

Por ejemplo: Vendrán situaciones que tratarán de quitarte la paz. Pues ahí es donde el evangelio debe ser práctico. Su practicidad te empoderará de confianza mientras pasas el proceso.

 

Así mismo sucederá con la alegría, la paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y el dominio propio. ¿Qué más práctico que la alegría? ¿qué más práctico que la paciencia? ¿no crees que en algún momento necesitarás dominio propio?

 

Cada uno de estos aspectos te llevaran a manifestar la mejor calidad de vida que existe sobre la tierra, la vida del Hijo.

 

En ese sentido, la Vida Eterna es una vida que te sirve para la vida, la vida del ahora, la del hoy y la del futuro. Esta vida no consiste en prácticas infructuosas de la carne sino en la manifestación práctica del espíritu del evangelio. ¡El evangelio es una vida y la puedes comenzar a ejercitar hoy!

 

 

“El evangelio es una vida y la puedes comenzar a ejercitar hoy”

 

 

¿Y tú, ya vives de manera práctica el evangelio?

 

Soy Uziel Reyes y esto es Vida en progresivo

 

No olvides Compartir!Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Deja tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados 2017.