Lo Que Debe Crecer

Septiembre 18, 2015

Cuánto no se ha dicho del crecimiento de la iglesia…, se escriben libros, se hacen congresos, millones de predicas se difunden, unos hablan de iglesias irresistibles, otros de iglesias contagiosas, o iglesias simples, iglesias celulares o iglesias con un movimiento evangelístico. El fin de todas ellas es activar de alguna manera el crecimiento de la iglesia.

stadium-485328_1280

Creo que aún hay lagunas conceptuales, y no se ha terminado de definir realmente qué es el crecimiento de la iglesia, y cómo hacer para que dicho crecimiento ocurra de manera real y genuina.

 

Permítame hacerle la siguiente pregunta: ¿Qué es lo que debe crecer?

 

No podemos confundirnos y dejarnos alucinar con lo que se ha proyectado en los últimos años acerca de lo que según es el crecimiento de la iglesia.

–Por ejemplo– Tener una congregación de 5, 10, 15 o 30 mil personas, acompañado de megas edificios, no indica que dicha congregación este creciendo o en crecimiento. En la actualidad este tipo de congregaciones son llamadas Mega-iglesias. ­–Termino que por cierto es muy subjetivo–.

 

¿Sabías que se puede ser parte de una congregación de este tipo y no estar creciendo o en crecimiento?… así como lo lees, ya que el crecimiento de la iglesia de Cristo no consiste en cuanta gente se tenga reunida en un lugar sino más bien en qué naturaleza se esta desarrollando en la vida de los que allí se congregan.

 

Observa bien el siguiente versículo.

 

2 Pedro 1:3-4 Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia.

 

Entonces ¿Qué es en realidad el crecimiento de la iglesia?

Mi definición de crecimiento de la iglesia es:

 

–El desarrollo de la Naturaleza Divina de manera orgánica y natural, la cual activa la vida Zoé en los hijos del Padre celestial–.

–Es la inseminación, nacimiento y desarrollo de la Naturaleza Divina en la nueva creación–.

 

Observa bien lo que estoy diciendo. Si la Naturaleza Divina no es la que esta creciendo en los creyentes, entonces no es crecimiento. Si la Naturaleza Divina no es la que esta creciendo, para Dios no hay crecimiento, aunque se tengan congregadas 100 mil personas. Dios sólo reconoce como crecimiento aquello que tiene su Naturaleza Divina.

 

 

 

Dios sólo reconoce como crecimiento aquello que tiene su Naturaleza Divina

 

Será crecimiento para la vista de los hombres, pero para Dios no. No te dejes llevar por las apariencias, las luces y los escenarios. No te dejes llevar por la fraseología evangélica. Mira qué Naturaleza carga dicha congregación, creyente o ministerio.

 

Como lo mencioné al principio. Hoy se aplican distintas estrategias para el crecimiento, para la consolidación, para el alcance evangelístico, pero si no hay Naturaleza Divina dicho crecimiento será sólo un espejismo e ilusión.

 

¿Por qué digo que es una ilusión? Porque si los alcanzados no llevan la genética del Padre (Naturaleza Divina) no habrá transformación. Al pasar del tiempo se estará luchando con un creyente que lleva 10 años en la congregación pero no ha sido transformado. ¿Y por qué si recibió a Cristo sigue igual? La respuesta es simple pero profunda, nunca creció en el la Naturaleza Divina.

 

 

¿Qué Tipo De Iglesias Son Las Que Deben Crecer?

 

Las que tienen la Naturaleza Divina. No importa las estrategias que se implementen, o los edificios que se tengas, si son iglesias simples o contagiosas. Lo más importante en todo ello es que allí se este cultivando la Naturaleza Divina.

 

La Naturaleza Divina es más poderosa que cualquier estrategia, ella tiene el Poder para hacer que algo crezca, se desarrolle y expanda. La iglesia de los hechos experimentó esta Naturaleza. Su crecimiento fue el resultado de la Naturaleza Divina que se les había impartido.

 

No fueron a un congreso para recibir estrategias, no fueron a un taller de iglecrecimiento, sencillamente la semilla de la Naturaleza que se les había sembrado en su momento, comenzó a manifestarse causando que fuera notorio a su generación, al punto de que afectaron al mundo de aquella época.

 

Qué fue lo que creció, ¿los escenarios? ¿las luces? ¿los auditorios? No, creció la iglesia como resultado de la Naturaleza Divina. –La Palabra sólo hace crecer aquello que lleva su Naturaleza–.

 

Hechos 6:7 Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.

 

Cuando la Naturaleza Divina comience a ser la vida de las congregaciones pequeñas y las llamadas megas, entonces diremos, ESTA CRECIENDO LA IGLESIA. Muchos problemas se solucionaran ya que esta Naturaleza viene sin desperfectos, sin deformaciones. Y lo mejor de todo es que Cristo esta direccionando a su iglesia a la revelación y manifestación de esta Naturaleza.

 

No olvides dejar tus comentarios. Gracias por tomarte el tiempo de leer este escrito. bendecidos…

 

mi-logo-gris.

No olvides Compartir!Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Deja tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados 2017.