ADICTOS AL BIEN

Febrero 19, 2015

Te has preguntado ¿cuántos adictos tiene en total la sociedad actual, y cuántos mueren a cada minuto a consecuencia de ello? ¿cómo hacemos para combatir este antiguo y vigente problema? Como solución, hoy te propongo producir “nuevos adictos”.

xIsiRLngSRWN02yA2BbK_submission-photo-7

 

Hoy 3 de cada 10 venezolanos consumen sustancias ilegales, según estadísticas de la fundación “Dile no a las droga y sí a la vida”. También el último estudio realizado por la (ONA) Oficina Nacional Antidrogas, dio como resultado que el consumo de estupefacientes en Venezuela inicia a los nueve años de edad (el promedio mundial es ocho años).

 

 

Hace un tiempo era a los 13 años, luego 11, y a medida que transcurre el tiempo el número sigue en descenso. Esta es la realidad de Venezuela, para aquellos que viven más allá de nuestras fronteras, es posible que en tu país sea similar.

 

Como sociedad estamos ante una grave situación de altos niveles de adicción, las diversas drogas lejos de minimizarse se han cuadruplicado, hoy hay más drogas en las calles que 20 años atrás. Hoy se crean nuevas y fatales drogas a base de químicos que son más contundentes que las tradicionales. Quiero resaltar que no hay droga buena, solo que las nuevas son más letales.

 

Las drogas no solo tocan a los sectores de escasos recursos de la sociedad, sino también a los adinerados, a los artistas, a gente influyente, gobernantes, a blancos, a negros, en fin, no miran a quien para dañar.

 

Y estamos hablando de las drogas ilícitas, pero y ¿que de las lícitas que son igualmente mortales? 6.000 personas mueren cada año en Venezuela por consumo de cigarrillo. 40% de la población consume alcohol, es decir, más de 11 millones de personas. Y ni hablar de los adictos a la pornografía, adictos a las mujeres, adictos al poder, adictos al consumismo, en fin, tenemos que reconocer que estamos ante una sociedad altamente adicta.

 

Necesitamos con urgencia y en el buen sentido de la palabra lo digo, los nuevos adictos sociales que transformen y traigan respuestas: seguro estoy que con esta nueva generación de adictos nuestras países serian diferentes.

 

-Los adictos a la honestidad.

-Los adictos a los valores y principios.

-Los adictos a tener familias estables.

-Los adictos al trabajo productivo.

-Los adictos a la justicia.

-Los adictos a la paz y tolerancia.

-Los adictos a la teocracia.

-Los adictos al amor verdadero.

-Los adictos que aman al prójimo.

-Los adictos que respetan la vida de otros, y no buscan atentar contra ella.

-Adictos que luchen para que no haya ni un asesinato más en nuestras calles.

-Funcionarios adictos a la honestidad, que no se presten al soborno.

-Padres de familia adictos de amor por su esposa e hijos, y no adictos al maltrato de estos.

-Gobernantes adictos a la justicia y al bien común de su pueblo.

-Jóvenes adictos al estudio, a la disciplina, y a la construcción de un mejor país.

-Gente adicta al desarrollo, a conquistar sueños, a ser mejores personas.

-Gente adicta no a la idolatría, sino a Dios.

 

Estos son los nuevo adictos que necesitamos en esta era post-moderna para cambiar nuestra triste y amarga realidad la cual sigue cobrando vida a cada minuto.

 

¿Por qué no pensar en estadísticas que digan que el 80% de la población no se presta para hechos de corrupción? ¿por qué no pensar que el 75% de nuestras jóvenes prefieren tener hijos después del matrimonio? ¿Por qué no soñar en tener una nación 100% centrada en los principios de Dios?

 

¡QUE SE LEVANTEN LOS ADICTOS DEL BIEN!

 

Soy Uziel Reyes y esto es, “Vida en Progresivo”.

mi-logo-gris.

 

No olvides Compartir!Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Deja tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados 2017.