6 Barreras por la cual no se busca un Mentor

Octubre 11, 2017

En la vida hay cosas fundamentales y básicas que te permiten funcionar y desarrollarte. Una de ellas sería el descanso, el alimento, vestido y calzado, entre otras. En tal sentido, “un mentor” es uno de esos bienes fundamentales que debes tener garantizado. Para llegar a buen término, sin duda necesitarás la pericia de un buen coach a tu lado.

 

Observa bien. Por diseño de Dios, no estamos hechos para caminar solos toda la vida, necesitamos de gente que en el proceso nos ayude a sacarle filo a nuestro potencial. Bien lo dijo Salomón, “Como el hierro se afila con hierro, así un amigo se afila con su amigo” (Proverbios 27:17, NTV). En otras palabras, la persona que no tiene la capacidad de ser amigo, el filo de sus potencialidades siempre estará amellado.

 

Por el contrario, eso es lo que sí hace un mentor o coach. Un mentor o coach tiene la misión de sacarte filo aunque inicialmente ese proceso te duela. El coach no ve el dolor del proceso, él ve más allá, él ve el filo después del proceso. Por esto, algunos coach son vistos como insensibles. Nada lejos de la realidad, sólo que él sabe que su trabajo es estirar a quien le ha buscado como mentor.

 

Mantener una relación con un mentor requiere de madurez. Tener uno a nuestro lado es garantía de crecimiento personal porque en el proceso cometerás menos errores, y de eso se trata. El mentor ya pasó por allí, de seguro si él ve el hueco te alertará para que no caigas donde un día él cayó.

 

6 BARRERAS POR LA CUAL NO SE BUSCA A UN MENTOR

 

Lamentablemente, hay gente que no acepta la figura de un mentor en su vida. Permíteme mostrarte algunas razones.

 

#1. Por pena. Les da pena dar el primer paso. Les da pena tocar la puerta. Todo les da pena… mi querido lector con eso no se hace nada. La barrera de la pena hay que vencerla.

 

#2. Por vergüenza. La otra razón es vergüenza. Porque ciertamente cuando buscamos a un mentor o coach es porque necesitamos ayuda en alguna área de nuestras vidas, y allí entra en acción el sentimiento de la vergüenza. Nos da vergüenza que esta persona se entere de nuestra falencia, carencia, fallas, pecado o errores. Pero con esto no se hace nada.

 

#3. Por intimidación. Se sienten intimidados por la figura del posible mentor. Lo ven superior a ellos. Pero es un asunto de perspectiva, solo eso.

 

#4. Para no escuchar lo que ya saben que tiene que corregir. Esta es una de las barreras más comunes. La gente no quiere ser corregida. Pero sé que no es tu caso. Tu potencial no puede estar afilado sin ser corregido por otro hierro. Debemos tener un espíritu humilde en saber que no somos perfectos.

 

#5. Por miedo a los cambios. Es imposible crecer, avanzar, mejorar, innovar, producir, sin cambios. Un buen mentor te llevará a realizar ajustes en tu rutina de vida. La ropa sucia hay que cambiarla, los cauchos viejos hay que cambiarlos, lo malos pensamientos hay que cambiarlos, el vocabulario hay que cambiarlo… en fin, hay cambios que se deben hacer.

 

#6. Por orgullo. Esta es la barrera más grave. Creer que se puede solo… Creer que no se necesita uno… creer que se puede sin la ayuda de nadie más… Son pensamientos de una persona destinada a un proceso largo y doloroso, en algunos casos al fracaso como parada final.

 

El texto a continuación es esclarecedor.

 

Eclesiastés 4:9-12 (NTV)

 

Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. 10 Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas. 11 Del mismo modo, si dos personas se recuestan juntas, pueden brindarse calor mutuamente; pero ¿cómo hace uno solo para entrar en calor? 12 Alguien que está solo puede ser atacado y vencido, pero si son dos, se ponen de espalda con espalda y vencen; mejor todavía si son tres, porque una cuerda triple no se corta fácilmente.

 

COSAS QUE NO TIENE UN MENTOR

 

Un mentor no es perfecto. No esperes perfección de su parte. Él al igual que tú, forma parte de los seres humanos. Todo ser humano es imperfecto. Nunca te hagas las expectativas que según a tu juicio, no cometerá errores. Pensar de esa manera es una ilusión. Posiblemente, por estar en una etapa de aprendiz, tú cometerás más errores que él, y él tendrá la paciencia de sobrellevarlos. Así que antes de cuestionarlo, fíjate en tu conducta primero.

 

Un mentor no tiene paga. Recuerda que por mucho que puedas cancelar algo, lo que te ha enseñado, a él le costó quizás toda la vida aprenderlo, y te lo ha enseñado a ti en menos tiempo de lo que le llevó a él aprenderlo. Así le hayas cancelado horarios por su valioso conocimiento sé agradecido. Y si nunca le honraste con dinero, sé agradecido más aún. Si hablamos de ser justos, créeme que es justo honrarle.

 

Un mentor no es niñera. Él no está allí para lidiar con nuestras malas crianzas. Está allí para enseñarte, formarte y entrenarte. La infantilidad es una etapa que deben resolver tus padres, no terceros. (Cuántos dicen amen a eso…)

 

Un mentor no hace milagros. Por más que un mentor se esfuerce en ayudarnos, él no puede cambiar lo que nosotros no estamos decididos a cambiar. El milagro de la decisión no la decide el mentor sino el discípulo. Si el día de mañana algo no se da en el proceso, no digas “fue culpa de mi mentor”, hay que ser honestos (as). Quizás nosotros no quisimos.

 

Tener a un buen mentor en alguna área de tu vida siempre te llevará a más. Esas áreas pueden ser: económicas, relaciones, familia, empresarial, académicas, sentimentales, matrimoniales y más… en cada una de ellas tendrás un plus si cuentas con un buen coach.

 

Por cierto, que no te dejen llevar las apariencias, a veces el que tú menos piensas, el que tiene menos porte, el que no es famoso, el que no anda en escenarios, puede ser un buen mentor para ti. Sólo hay que tener discernimiento para encontrarlo.

 

¿Y tú, ya cuentas con un mentor?

 

Soy Uziel Reyes y esto es Vida en Progresivo.

 

 

No olvides Compartir!Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

Deja tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados 2017.